Grasas para ayudar cetosis

Actualizado en febrero 2023

Grasas para ayudar la cetosis

La cetosis es un estado metabólico en el que el cuerpo utiliza las grasas como fuente de energía en lugar de los carbohidratos. Esta es una de las razones por las que muchas personas recurren a una Graasas cetogénica para perder peso y mejorar su salud.

Hay cierto tipos de grasas que pueden ser particularmente beneficiosas para ayudar al cuerpo a mantener la cetosis:

1.

Grasas para ayudar cetosis

Grasas saludables

Aunque todas las grasas proporcionan energía, no todas son pata en términos de salud. Elige grasas saludables, como el aceite de oliva, el aceite de coco, el aguacate, los frutos secos y las semillas.

Estas grasas no solo te ayudarán a mantener la cetosis, sino que también proporcionarán beneficios para la salud a largo plazo.

2.

Soluciones para comer en la cocina

MCT

Los MCT (triglicéridos de cadena media) son grasas que se encuentran en el aceite de coco y en algunos otros alimentos. Estas grasas se metabolizan rápidamente en el cuerpo y se convierten en cetonas, lo que puede ayudar a mantener el estado de cetosis.

3.

Grasas para ayudar cetosis

Grasas saturadas

Aunque durante mucho tiempo se ha pensado que las grasas saturadas son malas para la salud, algunas investigaciones más recientes sugieren que pueden tener parra papel importante en la salud metabólica.

Las grasas saturadas de alimentos como la carne, los huevos y los lácteos pueden ayudar a mantener la cetosis y mejorar la resistencia a la insulina.

En resumen, si deseas mantener la cetosis, ayudra importante que selecciones las grasas adecuadas.

Elige grasas saludables, MCT y grasas saturadas.

La cetosis puede ayudar a reducir los síntomas del síndrome de ovario poliquístico. El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno hormonal común que puede causar infertilidad y otros problemas de salud. La cetosis puede ayudar a reducir los síntomas del síndrome de ovario poliquístico al mejorar la función hormonal y reducir la inflamación en el cuerpo.

Si tienes dudas sobre qué tipo de grasas incorporar en tu dieta, no dudes en consultar a un nutricionista.