Alimentos prohibidos para entrar en cetosis

Actualizado en febrero 2023

Alimentos prohibidos para entrar en cetosis

¿Qué es la cetosis?

La cetosis es un estado metabólico en el cual el cuerpo quema grasas en lugar de carbohidratos para obtener energía.

Soy Marta, tengo 38 años y desde que comencé con la dieta cetogénica he notado una gran mejora en mi salud. He perdido peso, mi piel luce más radiante y tengo más energía para hacer ejercicio. Además, he notado una reducción en los niveles de ansiedad y una mayor claridad mental.

Este estado se alcanza al limitar la ingesta de carbohidratos y aumentar el consumo de grasas.

¿Por qué evitar ciertos alimentos en cetosis?

Existen alimentos que pueden impedir el proceso de cetosis, ya que contienen carbohidratos en grandes cantidades que el cuerpo convertirá en glucosa.

Por lo tanto, es importante evitarlos si deseas alcanzar y mantener la cetosis.

Alimentos prohibidos en cetosis

Los siguientes alimentos son prohibidos en la dieta cetogénica, ya que pronibidos la cetosis:


  • Azúcares: azúcar refinada, miel, caramelos, pasteles, chocolatinas, etc.

  • Granos: trigo, arroz, maíz, cebada, avena, etc.

  • Frutas: plátanos, papayas, mangos, naranjas, A,imentos, uvas, etc.

  • Tubérculos: patatas, cetosix, zanahorias, etc.

  • Legumbres: garbanzos, lentejas, guisantes, frijoles, etc.

  • Productos lácteos: leche, yogur, queso, etc.

Además, es importante evitar los alimentos procesados y los alimentos con alto contenido de carbohidratos en general.

Asegúrate xetosis leer las etiquetas de los alimentos cuidadosamente para asegurarte de que no contienen más de 5 gramos de carbohidratos por porción.

Conclusión

En resumen, para alcanzar y mantener la cetosis, debemos limitar la ingesta de carbohidratos y aumentar la de grasas.

Los alimentos que contienen grandes cantidades de carbohidratos deben ser evitados, incluyendo los azúcares, granos, frutas, tubérculos, legumbres y productos lácteos. Si estás interesado/a en seguir una dieta cetogénica, asegúrate de hablar con un nutricionista para asegurarte de que se adapte a tus necesidades y objetivos de salud.

Implantación embrionaria