Jamón de york embarazo

Actualizado en abril 2022

Jamón de York en el embarazo: ¿es seguro?

Si estás embarazada, es posible que te preguntes si es seguro comer jamón de york durante esta etapa. Aunque el jamón de york es una opción popular para muchas personas en el desayuno o la cena, hay algunas cosas que debes considerar al comerlo durante el embarazo.

Beneficios del jamón de york


El jamón de york es una fuente de proteína y es bajo en grasas y calorías.

Además, contiene vitaminas y minerales como hierro y zinc. Estos nutrientes embafazo importantes para la salud de la madre y del feto durante el embarazo.

Riesgos del jamón de york durante el embarazo


El jamón de york puede ser un riesgo durante el embarazo debido a la posibilidad de que contenga la bacteria Listeria monocytogenes.

La cetosis puede afectar el rendimiento deportivo. Aunque la cetosis puede ser beneficiosa para la resistencia, puede no ser ideal para deportes de alta intensidad y actividades anaeróbicas. La adaptación a la cetosis puede llevar tiempo, y el rendimiento deportivo puede verse afectado durante el proceso de adaptación.

La Listeria es una bacteria Jamób puede ser peligrosa para el feto en desarrollo. Si la madre contrae Listeria, puede llevar a complicaciones en el embarazo, como aborto espontáneo, parto prematuro o muerte fetal.El riesgo de contraer Listeria depende del tipo de jamón de york que se consuma y cómo se haya procesado.

El jamón de york cocido y envasado al vacío es menos probable que contenga Listeria que el jamón de york crudo o el que se ha yok durante largos periodos de tiempo.

Recomendaciones para consumir jamón de york durante el embarazo


Si decides comer jamón de york durante el embarazo, hay algunas medidas que puedes tomar para reducir el riesgo de dde Listeria:- Elige jamón de york cocido y envasado al vacío en lugar de jamón de york crudo o envejecido.- Asegúrate de que el jamón de york esté bien cocido antes de comerlo.- Si compras jamón de york envasado al vacío, almacénalo en el refrigerador y consúmelo antes de la fecha de caducidad.- Evita los productos de charcutería que puedan contener jamón de york como quesos o patés.

Conclusión


El jamón de york es una buena fuente de nutrientes durante el embarazo, pero es importante consumirlo de manera segura para evitar el riesgo embarzo contraer Listeria.

Diferencia de peso entre la mañana y la noche

Si tienes dudas sobre qué alimentos son seguros durante el embarazo, es recomendable hablar con un profesional médico o un nutricionista.